.

.Tal parece que en estos días, hay más premios cancelados, declarados desiertos, etcetera, que premios otorgados. Y todo siempre gira en torno al tema de la manipulación.

El de ahora va asi:

Revocan el primer premio del concurso Luis Valtueña por la manipulación efectuada en una de las fotos

Redacción.- Médicos del Mundo ha decidido finalmente anular el primer premio otorgado al fotógrafo italiano Francesco Cocco por su reportaje sobre Afganistán, galardonado en la decimotercera edición del Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña.

En un escueto comunicado, el jurado apunta al incumplimiento de las normas del concurso -concretamente al punto 4, que se refiere a la alteración de las fotografías- como argumento para revocar el premio.

Pese a que no se aportan más detalles, desde hace semanas se cuestionaba una de las fotografías de este reportaje en la que se aprecian varias mujeres cubiertas por un "burka". Las primeras suspicacias surgieron tras constatar algunos observadores ajenos a la organización del concurso que la imagen parecía haber sido manipulada, concretamente para clonar a una de las mujeres.

©Francesco Cocco


Curiosamente, este mismo trabajo de Cocco ha sido premiado también este año en el certamen China International Press Photo Contest.

Médicos del Mundo también ha informado sobre su decisión de declarar desierto el primer premio y anular la beca concedida al fotógrafo para desarrollar un proyecto de colaboración con esta ONG.

Más información acerca de esta noticia:

- Comunicado emitido por el jurado

La pregunta que se antoja es si vamos a darnos cuenta algún día que esta es una batalla perdida, por la simple razón que los jurados no tienen buenos ni sólidos argumentos para defender sus decisiones.

No puedo dejar de pensar en la guerra contra el narcotráfico aquí en Mexico, que piensa de la misma manera. En lugar de ver que el problema de las drogas no se resuelve con su prohibición, sino con la rehabilitación y la educación. El asunto de la manipulación de las imágenes debiera ser perfectamente aceptable, bajo determinadas condiciones. Pero son esas condiciones, las que no se atreven a definir quienes organizan estos concursos.

En el caso de esta foto que ganó, a mí me parece irrelevante que se haya manipulado, más importante me parece que es una mala foto. Y si el jurado no se dio cuenta de la burda manipulación, o sea: mala calidad de la imagen; entonces a quienes hay que cuestionar es al jurado, no al fotógrafo.

 

Pedro Meyer



Regresar